María Goretti (1890-1902) nació en Italia en una familia pobre y campesina. Educada por su madre viuda, a los 12 años llevaba una vida normal para una chica de su edad. Iba a la escuela y ayudaba en los trabajos de su casa.

También frecuentaba los sacramentos, sobre todo la Eucaristía, que recibía al menos cada domingo. Cuando comulgaba solía repetir una oración que le había enseñado su madre: “Señor, antes morir que pecar”.

Junto a la casa de María vivía Alejandro, un joven de 20 años, que comenzó a fijarse en María. Alejandro la tentó dos veces para pecar con él pero fue rechazado por María.

La siguiente ocasión se presentó cierto día en que María se había quedado sola en casa cosiendo ropa. Alejandro trató de forzarla pero María se resistió con todas sus fuerzas. Enfurecido, Alejandro tomó un punzón de hierro con el que hiríó mortalmente a la joven. María murió perdonando a su asesino y encomendándolo a la Virgen María.

El papa Pío XII canonizó a María Goretti en 1950 y la propuso al mundo y a los jóvenes como modelo de pureza y de fidelidad a los Mandamientos de Dios.

En esta dirección puedes ver la película sobre su vida (en italiano, subtitulada en español). Te ayudará contemplar el testimonio de esta chica fiel a Jesucristo hasta las últimas consecuencias. Hoy, ella es Santa María Goretti, e intercede por ti desde el cielo.

http://es.gloria.tv/?media=35159&postings