Ante muchos invitados, la madre de la familia le pide a su hija de seis años:

  • ¿Te gustaría bendecir la mesa?
  • La niña le responde: “No sé que decir“.
  • Di lo que has oído decir a tu mami“, le pide la madre.

Entonces la niña, sintiéndose más segura, inclina su cabeza y dice:

  • “Dios mío, como se me ocurrió invitar a tanta gente a la comida”
Anuncios