Una familia escocesa que veranea en Inglaterra ve una casa de campo y deciden comprarla. Después de haberla visitado por dentro, no recuerdan bien donde está el W.C. Entonces, escriben al vicario que fue quien les enseñó la casa, preguntándole dónde estaba el citado lugar.

El vicario desconoce el término W.C. y cree que se refiere al Wenley Cappte (capilla anglicana). Cual no sería el asombro del matrimonio al recibir la siguiente nota:

Queridos señores:

Tengo el gusto de comunicarles, que el servicio más cercano se encuentra a once kilómetros de la casa, es algo molesto para los que tienen la costumbre de ir con frecuencia.

Pero le agradará saber que mucha gente se lleva la comida y permanece en el lugar durante todo el día. A propósito, caben 500 personas sentadas.

El comité ha decidido instalar asientos de terciopelo para mayor comodidad. El que dispone de tiempo suficiente, va a pie, y los otros en tren; llegando en el momento justo y preciso.

La última vez que fue mi mujer, hace más de 10 años, se vio obligada a permanecer de pie todo el rato. Yo no voy casi nunca.

Hay localidades especiales para señoras presididas por el Señor Ministro, que les presta ayuda, asistencia y servicios necesarios.

Los niños, cada uno con su papel, se sientan juntos y están cantando durante el acto. Al final, cada cual, tienen que entregar el papel que se les dio al llegar.

Anuncios