Un hijo le decía a su madre moribunda:

“Has sido la mejor madre del mundo”.

La mujer volvió hacia él sus apegados ojos y repuso:

“¿Por qué no me lo dijiste nunca antes de ahora, hijo?”.

Anuncios