• -Mi amor, hoy es nuestro aniversario de matrimonio; ¿por qué no matamos un pollo?
    -¿Y qué culpa tiene el pollo?, ¿por qué no matamos a tu hermano que fue el que nos presentó?

 

  • En un fuerte viene el vigía y le dice al capitán:
    – ¡¡ Capitán, capitán, que vienen los indios !!
    – Pero, ¿son amigos o enemigos?
    – Parece que son amigos, porque vienen todos juntos.

 

  • Un atracador asalta a un hombre y le grita: -¡Levante las palmas!
    A lo que el atracado responde: Yo pondría una “X.”

 

  • Tío, me he aprendido la guía telefónica de Madrid.
    -¿De memoria?
    -No, si te parece razonándola.

 

  • ¿Me pone una copa de anís?
    -De “El mono” no puede ser, solo me quedan “Las Cadenas”.
    -Bueno, pues lamento que se le haya escapado, pero ¿me pone una copa de anís?

  • -¿Que tal tu hija aprendiendo piano?.
    -¡Huy! tiene los dedos como relámpagos.
    -Qué, muy rápidos.
    -No, que no se sabe donde van a caer.

 

  • – Un hombre se encuentra con un amigo:
    – ¡Hombre, Manolo! ¿Cómo te va? ¿Ya tienes trabajo?
    – No, llevo 9 años en el paro.
    – ¿Y no te buscas nada?
    – ¡Si hombre! ¡Para perder la antigüedad!

 

  • Un  andaluz  se  apunta  al  séptimo  de  caballería  y dice el general al regimiento:
    – ¡Ahora, todos a cavar  un  foso  de  doscientos  metros  alrededor  del fuerte por si nos atacan los indios!
    Y dice el andaluz:
    -¡Quillo! ¿Y por qué no los atacamos nosotros  y  así  les toca  cavar  a ellos?
Anuncios