La torre Eiffel, toda ella de acero, fue construida por el famoso ingeniero Alejandro Gustavo Eiffel, de 1887 a 1889.

Después de inaugurada la torre, llegó a París Tomás Alba Edison, el más célebre de los inventores norteamericanos, con 1300 patentes.

Subió a la famosa torre, y se le invitó a escribir unas palabras en el libro de oro de los visitantes.

Edison escribió:

“Al señor Eiffel, el valiente constructor de esta obra tan gigantesca y original de la moderna ingeniería, de un hombre que siente la más grande admiración por todos los ingenieros, incluido el más grande  de ellos: DIOS”.

(Tomás Alba Edison)

Anuncios