• Los osos polares no son blancos?      

Aunque parezca mentira, el pelaje del oso polar no es blanco, pues carece de color. Se trata de un efecto óptico producido por las minúsculas burbujas de aire que se esconden bajo su pelaje y que actúan de aislamiento térmico. Estas burbujas de aire dispersan todas las longitudes de onda de forma igual, de modo que la luz del sol dispersada parece blanca.

 

  • ¿Por qué se chocan las copas al brindar?            

En la Edad Media eran tan frecuentes los envenenamientos que se popularizó la costumbre de chocar las copas al brindar. Así si uno había puesto veneno en la copa del otro salpicaba en la de él y no se la bebía. Curiosas costumbres del pasado.

 

  • La expresión salvarse por los pelos o salvado por un pelo…

Antiguamente muchos marineros no sabían nadar. Era costumbre que se dejaran el pelo largo para que si caían a la mar los agarraran “por los pelos” para salvarlos. De aquí viene el origen de esta tan conocida expresión.

Inspector Gadget.gif