Imagen relacionadaUn cómico americano contaba un día que su primera mujer le había abandonado porque él nunca le había demostrado su amor; nunca había hecho nada espectacular por ella.

Así que con su segunda esposa decidió enmendar el error: escaló altas montañas para bajarle ramos de edelweisses, se sumergió en las aguas de Índico para encontrar las perlas más bellas, viajó hasta las profundidades de China para traerle preciosas sedas…

Y ella… finalmente le dejó porque nunca estaba en casa.

Anuncios