Resultado de imagen de dibujos padre pío de pietrelcinaUna tarde, el Padre Pío de Pietrelcina estaba en cama y lo asistía

su sobrino Mario.

El tío le dijo: – Mario, tráeme el arma.

El sobrino buscó por aquí y por allá en la celda, sobre la mesa,

en el cajón.

– Pero tío, no encuentro ningún arma.

– Mira en el bolsillo de mi hábito.

El sobrino buscó en el amplio bolsillo, y nada. ¡Tío, está sólo la

corona del rosario!

– ¡Muchacho! ¿No es esa el arma?

 “El Rosario es un arma poderosa entregada por la Virgen María”
(San Juan Pablo II)

Anuncios