Tag Archive: reflexionar


“La dulzura de Dios”

Resultado de imagen de la dulzura de diosUn día, la profesora, preguntó a los niños quién sabría explicar quién es Dios.

Uno de los niños levantó el brazo y dijo: “Dios es nuestro Padre, Él hizo la tierra, el mar y todo lo que está en ella; nos hizo como hijos suyos”.

La profesora queriendo buscar más respuestas fue más lejos. “¿Cómo sabéis que Dios existe si nunca lo habéis visto?” La clase quedó en silencio.

Un niño muy tímido, alzó la mano y dijo: “Mi madre me dijo que Dios es como el azúcar en la leche que ella me prepara todas las mañanas. Yo no veo el azúcar que está dentro de la taza de leche, pero si ella no pone el azúcar, la leche queda sin sabor. Dios existe y está siempre en medio de nosotros, sólo que no lo vemos. Pero si Él no está, nuestra vida queda sin sabor”.

La profesora sonrió y dijo: “Muy bien, yo os he enseñado muchas cosas, pero tú, me has enseñado algo más profundo que todo lo que yo ya sabía. Ahora sé que Dios es nuestra azúcar y que está todos los días endulzando nuestras vidas”.

Le dio un beso y salió sorprendida con la respuesta de aquel niño.

Y tú, ¿has descubierto ya a Dios en tu vida?

Anuncios

Imagen relacionadaNicolo Paganini es considerado como uno de los más grandes violinistas de todos los tiempos.

Se cuenta que en cierta ocasión se dispuso a actuar en un gran teatro lleno de público que le recibió con una gran ovación.

Cuando levantó el arco para empezar a tocar su violín, se dio cuenta, consternado, que no era el suyo.

Para un músico como él esto era inaudito y se sintió muy angustiado sin su querido violín. No obstante, comprendió que no tenía otra alternativa que iniciar el concierto y empezó a tocar.

Se cuenta que ese fue el mejor concierto de su vida. Una vez terminada la actuación, y ya en su camerino, Paganini, hablando con otro músico compañero suyo, le hizo la siguiente reflexión:

Hoy he aprendido la lección más importante de toda mi carrera. Hasta hace escasos momentos, creía que la música estaba en el violín, pero me he dado cuenta de que la música está en mi y que el violín sólo es el instrumento por el cual mis melodías llegan a los demás.

Imagen relacionadaUn día un discípulo le preguntó a un gran sabio anciano: – “Quiero saber, ¿qué es lo más curioso de los seres humanos?”

“Que piensan siempre al contrario” – respondió el anciano.

“Tienen prisa por crecer, y después suspiran por la infancia perdida”.

“Pierden la salud para tener dinero, y luego pierden el dinero para obtener salud”.

“Piensan tan ansiosamente en el futuro que descuidan el presente, y así, no viven ni el presente ni el futuro”.

“Viven como si no fueran a morir nunca y mueren como si no hubiesen vivido”.

Resultado de imagen de mis padres ancianosComo muchos de su tiempo, mis padres se pasaron la vida pensando en el día de mañana.

“Hay que ahorrar para el día de mañana”, “tú piensa en el día de mañana”, me decían.

Pero el día de mañana no llegaba.

Pasaban los días y los años, y el día de mañana no llegaba.

De hecho, mis padres ya están muertos y el día de mañana aún no ha llegado.

¡AYER YA PASÓ Y EL MAÑANA NO EXISTE! ¡VIVE EN EL HOY!

Resultado de imagen de dibujo pez pequeño“Usted perdone”, le dijo un pez a otro,”es usted más viejo y con más experiencia que yo, y probablemente podrá usted ayudarme. Dígame: ¿dónde puedo encontrar eso que llaman océano? He estado buscándolo por todas partes, sin resultado”.

  • “El Océano”, respondió el viejo pez, “es dónde estás ahora mismo”.

“¿Esto?, pero si esto no es más que agua… lo que yo busco es el Océano”, replicó el joven pez totalmente decepcionado, mientras se marchaba nadando a buscar en otra parte.

¡Abre tus ojos y mira! ¡Deja de buscar fuera lo que está dentro!

Aprovecha tu vida disfrutando de tu familia, tus amigos, tu realidad…

¡Ese es tu océano!

Resultado de imagen de quién está sordoUn hombre llamó a un médico amigo de la familia porque estaba preocupado por su esposa María y le dijo: – “Se está quedando sorda”.

– ¿Cómo que se está quedando sorda?

– Sí, de verdad. Necesito que vengas a verla.

– Bueno, la sordera no es una cosa repentina ni aguda, así que venid el lunes a la consulta y la reconoceré.

– Pero, ¿tú crees que podemos esperar hasta el lunes?

– Está bien, ¿cómo te has dado cuenta de que no oye?

– Pues porque la llamo y no contesta.

– A ver, vamos a detectar el nivel de sordera de María.¿Dónde estás tú?

– En el dormitorio. Y ella en la cocina.

– De acuerdo. Llámala desde ahí.

-¡Maríaaaaa…! No, no me oye.

– Bueno. Acércate a la puerta del dormitorio y grítale desde el pasillo.

-¡Maríaaaaa…! No, ni caso.

– Espera, no te desesperes. Ve a buscar el teléfono inalámbrico y acércate a ella por el pasillo llamándola para ver cuándo te oye.

– ¡Maríaaaaa…!¡Maríaaaaa…!¡Maríaaaaa…! No hay manera. Estoy delante de la puerta de la cocina y la veo. Está de espaldas lavando los platos, pero no me oye. ¡Maríaaaaaaa…! No hay manera.

– Acércate más.

    El hombre entra en la cocina, se acerca a María, le pone una mano en el hombro y le grita en la oreja: “¡Maríaaaaaaa…!”. La esposa, furiosa, se da la vuelta y le dice:

– ¿Qué quieres? ¿¡Qué quieres, qué quieres, qué quiereeeees…!? Ya me has llamado como diez veces y diez veces te he contestado “qué quieres”. Cada día estás más sordo, no sé por qué no vas al médico de una vez…

Cada vez que vemos algo que nos molesta de otra persona, sería bueno recordar que eso que veo, por lo menos (¡por lo menos!), también es mío.

Imagen relacionadaUn cómico americano contaba un día que su primera mujer le había abandonado porque él nunca le había demostrado su amor; nunca había hecho nada espectacular por ella.

Así que con su segunda esposa decidió enmendar el error: escaló altas montañas para bajarle ramos de edelweisses, se sumergió en las aguas de Índico para encontrar las perlas más bellas, viajó hasta las profundidades de China para traerle preciosas sedas…

Y ella… finalmente le dejó porque nunca estaba en casa.

“El refugio”

Cuento el refugioUn explorador viajó hasta la Antártida para realizar una investigación. Allí le sorprendió una fuerte tormenta y se refugió en un iglú donde permaneció unos días.

Conforme pasaba el tiempo allí encerrado creyó estar alucinando, pues sentía que las paredes del iglú se estrechaban.

Este pensamiento le estaba agobiando cada vez más hasta que se dio cuenta de que no alucinaba. En efecto, las paredes del iglú se aproximaban cada vez más a él, pues, como descubrió, la humedad de su propia respiración se adhería al hielo y lo engrosaba.

La ironía lo hizo reír: “Si no salgo pronto de aquí, lo que es mi refugio se convertirá en mi tumba.”

Así nos sucede cuando nos quedamos encerrados en el pecado y todo comienza a estrecharse. Si no salimos de él, puede acabar con nosotros.

“Mi mundo”

historias de amor cortasEl otro día mi hija de 8 años me abrazó y me dijo: “Eres la mejor mamá del mundo entero”.

Sonreí y sarcásticamente le pregunté:

“¿Cómo lo sabes? No has conocido a todas las mamás del mundo”. 

Me apretó más fuerte y dijo:

“No hace falta. Tú eres mi mundo”.

El tiempo pone a cada ................