Tag Archive: tiempo


“Los dos presos”

Resultado de imagen de presoDos hombres, habían compartido injusta prisión durante largo tiempo en donde recibieron todo tipo de maltratos y humillaciones. Una vez libres, volvieron a verse años después.

Uno de ellos le preguntó al otro:

-¿Alguna vez te acuerdas de los carceleros?

-No, gracias a Dios, yo lo olvidé todo -contestó-.

-¿Y tú?

-Yo continúo odiándolos con todas mis fuerzas -respondió el otro-.

Su amigo lo miró unos instantes, luego dijo:

-Lo siento por ti. Si eso es así, significa que aún te tienen preso.

Y tú que lees esto… ¿perdonas y eres libre o estás preso del odio?

Anuncios

Resultado de imagen de mis padres ancianosComo muchos de su tiempo, mis padres se pasaron la vida pensando en el día de mañana.

“Hay que ahorrar para el día de mañana”, “tú piensa en el día de mañana”, me decían.

Pero el día de mañana no llegaba.

Pasaban los días y los años, y el día de mañana no llegaba.

De hecho, mis padres ya están muertos y el día de mañana aún no ha llegado.

¡AYER YA PASÓ Y EL MAÑANA NO EXISTE! ¡VIVE EN EL HOY!

“El refugio”

Cuento el refugioUn explorador viajó hasta la Antártida para realizar una investigación. Allí le sorprendió una fuerte tormenta y se refugió en un iglú donde permaneció unos días.

Conforme pasaba el tiempo allí encerrado creyó estar alucinando, pues sentía que las paredes del iglú se estrechaban.

Este pensamiento le estaba agobiando cada vez más hasta que se dio cuenta de que no alucinaba. En efecto, las paredes del iglú se aproximaban cada vez más a él, pues, como descubrió, la humedad de su propia respiración se adhería al hielo y lo engrosaba.

La ironía lo hizo reír: “Si no salgo pronto de aquí, lo que es mi refugio se convertirá en mi tumba.”

Así nos sucede cuando nos quedamos encerrados en el pecado y todo comienza a estrecharse. Si no salimos de él, puede acabar con nosotros.

El tiempo pone a cada ................

¡EL TIEMPO ESTÁ LOCO! ¡FUERTES RACHAS DE VIENTO!

Resultado de imagen de gifs movimiento risaHoy ha aparecido una mujer enganchada con el parapente en una de las torres del Castillo de Xàtiva. 

Los bomberos la han rescatado y le han echado una fuerte reprimenda por practicar parapente con esas fuertes rachas de viento.  

La mujer les ha dicho: “¡¡¡Qué parapente ni qué narices!!! 

¡Si yo estaba tendiendo el edredón

en Albacete …!!!”

Ayer fue el día más triste de mi vida: fue el funeral de mi madre. Cuando miré su dulce y adorable cara y su cabello plateado por el tiempo, me di cuenta que esa sería la última vez que la vería. Muchos pensamientos vinieron entonces a mi mente.

Cuando por las tardes o las noches no teníamos quien nos cuidara a los niños, acudíamos a mi madre porque no queríamos perdernos la película de cine o la fiesta en casa del amigo. Ella nunca se negó, jamás nos dijo que tenía otros planes o yo no quise darme cuenta.

En una ocasión me prometí llevarla a ver las películas que le gustaban. Pero nunca compré la entrada.

Una vez nos encontramos en la panadería y vi que su suéter estaba un poco desteñido y viejo. Entonces pensé que debería llevarla al centro y comprarle uno nuevo. Sabía que, aunque ella lo necesitaba, nunca me lo pediría, así era ella. Pero siempre tuve otras cosas que hacer y mi madre siguió con su suéter viejo.

Recuerdo su último cumpleaños. Le mandamos unas flores blancas bellísimas con una nota que decía: “Lamentamos no poder estar contigo en esta fecha, pero con estas flores te enviamos todo nuestro amor”. Esa tarde había un programa de televisión muy importante y por la noche estábamos invitados a una fiesta.

Y recuerdo la última vez que vi a mi madre viva, fue en la boda de un primo, se veía más viejecita y cansada. Entonces pensé en mandarla a unas vacaciones con su hermano en la costa. Para que tomara el sol un poco y no se viera tan pálida. Pero nunca lo hice, siempre tuve supuestamente cosas más importantes que hacer.

Si yo pudiera volver atrás las hojas del almanaque, le compraría todos los suéteres del mundo, la llevaría al cine y pasaría todos sus cumpleaños a su lado. Si yo pudiera regresar en el tiempo la mandaría a ver a su hermano y a todos los sitios que quisiera ir. Pero es muy tarde ya.

Ella está en el cielo y yo estoy aquí enfermo del corazón por todas las oportunidades perdidas.

La palabra Adviento significa “llegada” y claramente indica el espíritu de vigilia     y preparación que los cristianos de...

¡FELIZ NAVIDAD!

“¡Calma mi paso, Señor!”

Desacelera los latidos de mi corazón, calmando mi mente.

Disminuye mi ritmo apresado con una visión de la eternidad del tiempo.

En medio de las confusiones del día a día, dame la tranquilidad de las montañas.

Retira la tensión de mis músculos y nervios con la música tranquilizante de los ríos de aguas constantes que viven en mis recuerdos.

Ayúdame a conocer el poder mágico y reparador del sueño.

Enséñame el arte de tomar pequeños descansos: reducir mi ritmo para contemplar una flor, charlar con un amigo, acariciar a un niño, leer un poema, oír una música preferida.

Calma mi paso, Señor, para que yo pueda percibir en medio de la incesante labor cotidiana de los ruidos, luchas, alegrías, cansancios o desalientos Tu presencia constante en mi corazón.

Calma mi paso, Señor, para que yo pueda entonar el cántico de la esperanza, sonreír para mi prójimo y callarme para escuchar Tu voz.

Calma mi paso, Señor, e inspírame enterrar mis raíces en el suelo de los valores duraderos de la vida, para que yo pueda crecer hasta las estrellas de mi destino mayor.

¡Gracias, Señor, por el día de hoy, por la  familia que me diste, mi trabajo y, sobretodo, por Tu presencia en mi vida!